martes, 16 de agosto de 2011

Ciudadanos chinos torturados demandan a Cisco por proporcionar la tecnología al Partido Comunista

Golden-Shield-Proyect

Las primeras demandas aparecieron en el mes de junio. En ese momento fueron tres ciudadanos chinos quienes demandaron desde Estados Unidos a Cisco, acusándolos de formar parte de las torturas y encarcelamientos con la construcción del Gran Firewall. Este sistema utilizado por el Partido Comunista en el 2000 era un sofisticado sistema de filtros con el que se pasaba a vigilar y detener a las voces disidentes en Internet. Una nueva demanda de 13 ciudadanos contra la empresa reaviva el caso.

Esa primera demanda exigía daños y perjuicios por la violación de derechos humanos a través de la tortura:

Todos fuimos detenidos de manera arbitraria por protestar contra el gobierno y la censura existente en la red. Fuimos detenidos, arrestados, torturados y sometidos a tratos crueles , inhumanos y degradantes, fuimos sometidos a trabajos forzosos… acusados bajo la complicidad de Estados Unidos. La construcción del Gran Firewall en conjunto se utiliza para suprimir el diálogo político y pacífico

El caso que nos ocupa acusa nuevamente a Cisco de formar parte de la tortura y la censura en el país proporcionando la tecnología y capacitación para que el Partido Comunista controlara y reprimiera al pueblo en la red, un sistema también conocido como Golden Shield Proyect.

Han sido trece ciudadanos torturados —todos ellos víctimas del sistema censurador en la red— que una vez acabaron sus condenas emigraron a Estados Unidos desde donde han demandado a Cisco System. Según el bufete de abogadas que llevan el caso:

Las acciones de Cisco son similares a la de la Alemania nazi. Cisco tiene desde hace años la complicidad con el Partido Comunista en China para reprimir la libertad de expresión y el discurso de los ciudadanos. Se remonta al comienzo de la década cuando comenzaron a ayudar en el diseño e implementación del Golden Shield Proyect, el sistema para monitorear, rastrear y censurar todo el tráfico de Internet en el país.

Coincidencia o no, durante el mes de julio ya hablamos del nuevo sistema que pusieron en marcha desde China. El proyecto Peaceful Chonqing es el último aparato del Partido por elevar los sistemas de vigilancia y erradicar las voces disidentes. Se trataba de implementar en la ciudad medio millón de cámaras sofisticadas de vigilancia. Cisco era la empresa que vendía la tecnología.

Al igual que la demandas colectivas interpuestas en los últimos meses, esta venta choca frontalmente con las restricciones que impuso Estados Unidos a sus empresas desde 1989 tras la matanza de Tiananmen. Desde ese momento se prohibió la venta a empresas chinas, públicas o privadas, de material susceptible de tortura o represión. Cisco argumentó en ese momento que las cámaras podrían ser utilizadas para “hacer el bien”.

Por todo esto, es muy posible que Cisco salga indemne de todas las demandas. Pensemos que ambas se encuentran en Estados Unidos, y que de la misma forma, podrían argumentar que vendieron software con el que se podría “hacer el bien”.

Ironías de la vida, mientras el Premio Nobel de la Paz, Liu Xiaobo, está cumpliendo una condena de 11 años por sus escritos políticos, Cisco patrocinaba en el 2010 un concierto por el Premio Nobel de la Paz.

VIA

Evaluación general del artículo

0 comments:

Publicar un comentario