martes, 23 de agosto de 2011

Nos encontramos en posibilidad de arruinar de un solo golpe a la clase política entera – dijo Leakymails

leakyUn digital argentino, el diario ámbito.com ha publicado una entrevista con LeakyMails, conocido mediáticamente como el “WikiLeaks” local, en la que cuentan lo que les impulsó a difundir material confidencial comprometido, cómo lo obtuvieron, cuáles son sus objetivos, las presiones recibidas, y los próximos documentos que saldrán a la luz. Hemos seleccionado por su indudable interés algunos extractos de la entrevista:

La motivación fue – sin lugar a dudas – la injusticia que existe sobre aquello que conocemos, y que existe una élite político-judicial que desespera por evitar, por todos los medios, que la ciudadanía se entere de un sinnúmero de graves irregularidades. Esa misma gente hoy nos censura, como si nos encontráramos en plena dictadura (...) Una expresión nos describe tal cual somos, y la utilizamos recurrentemente dentro de nuestro equipo: “Aquel que sabe la verdad y la calla, es un miserable”. Al Pueblo argentino no solo le oculta la verdad; se lo mantiene en un estado de permanente ignorancia.

Nuestra organización lucha por una auténtica transparencia, por la eliminación de la corrupción y por un saneamiento sincero de las instituciones. La vapuleada ciudadanía argentina debe saber que la dirigencia política se ha enriquecido y continúa enriqueciéndose a costa de su sufrimiento. Esta situación es francamente inaceptable y nos hemos propuesto demolerla desde su raíz, para que el dinero del Pueblo no quede en manos de esos políticos, y que la justicia comience de una vez por todas a ser equitativa.

El hecho de que nos encontráramos a la mitad de un año electoral es un hecho anecdótico, colateral. Nuestro trabajo ha venido cobrando forma desde hace ya un tiempo y, de hecho, fue beneficioso para nosotros el que se haya postergado, en virtud de que ello nos obsequió aún más material y documentación de variada índole (y que próximamente continuaremos poniendo a disposición del ciudadano).

Nosotros no espiamos ni hemos espiado en absoluto, y esto debe quedar bien claro. Bajo ningún punto de vista nos valemos de métodos no éticos; simplemente, divulgamos información que el mismo Estado – a través de su Secretaría de Inteligencia y jueces cómplices que cobran sobres por debajo de la mesa – recopila y almacena para después extorsionar o manipular con diversos fines oscuros.

Recibimos amenazas a diario, pero este factor está lejos de amilanarnos o siquiera preocuparnos, porque las amenazas y sus acciones derivadas siempre proceden de quien tiene miedo a que se revelen sus actividades. Nuestro compromiso se encuentra imbuido de la más absoluta y categórica intransigencia, al punto en que se ha procedido a bloquear nuestros sitios web de un modo vil y canalla – y que nos remonta a las peores épocas de las pasadas dictaduras -, pero a pesar de ello no hemos detenido nuestra marcha, ni lo haremos en el futuro.

Estamos en posesión de material que perfectamente podría alimentar las rotativas de los tres periódicos más importantes del país, durante varios años. Y eso sucederá apenas demos inicio al proceso más profundo de revelación de los archivos. Aquí reside una etapa fundamental de nuestro trabajo, esto es, procesar el inconmensurable volumen de información que descansa tanto en expedientes judiciales como en medios magnéticos y otros medios de soporte. Es importante afirmar que nos encontramos en posibilidad de arruinar de un solo golpe a la clase política entera, y en tal sentido, poseemos, por ejemplo, carpetas de la agencia antidrogas norteamericana (DEA), donde se vincula a varios dirigentes políticos con el narcotráfico a gran escala (...) Tal vez, algún lector recordará el tema de los envíos de drogas que una reconocida empresa santacruceña realizaba hacia Europa, vinculada a cierto expresidente

Los miembros de la justicia que trabajan en conjunto con el poder central poco podrán hacer para amedrentarnos: ellos estarán, precisamente, entre nuestros primeros objetivos. Porque la depuración de la administración de justicia es la piedra basal sobre la cual construir una República que pueda, en el futuro, estar orgullosa de calificarse como tal.

Vía | ámbito.com

Evaluación general del artículo

0 comments:

Publicar un comentario